Historia

La Hacienda Los Molinos de Maestre es uno de los ejemplares más importantes entre el conjunto de Haciendas de olivar que hubo en Sevilla y su entorno, y también, una de las pocas que se conserva en su integridad en la actualidad.

Tiene un triple valor histórico, arquitectónico y como ejemplo singular de esta clase de explotaciones agrícolas e industrial.

Se encuentra en manos de la misma familia desde su fundador Diego Maestre Aernoust, natural de Brujas, quien la fundara en el siglo XVII.

Este pertenecía a una familia de comerciantes nobles flamencos que se establecen en Sevilla atraídos por el esplendor económico de la ciudad y su monopolio en el comercio con las indias (como se denominaba entonces a los territorios del centro y del sur de América que formaban parte de la corona española) a ello, se le unía el hecho de que Sevilla, además de ser un centro comercial de primer orden, tuviera una nobleza rural aferrada a la tierra generación tras generación.

Casado con María Felices de Medina, Diego Maestre se establece definitivamente en Sevilla, castellaniza su apellido y adquiere la heredad de Torremochuela, origen de la Hacienda actual.

La arquitectura de la Hacienda Los Molinos de Maestre, responde con fidelidad y hasta puede considerarse arquetipo de las Haciendas sevillanas de olivar. El edificio actual tiene una planta rectangular alargada, con una superficie de 3.000 metros cuadrados

Numerosos premios y galardones han valorado la arquitectura de esta Hacienda, resaltando entre ellos el “Premio Unión Europea de Patrimonio Cultural / Premios Europa Nostra” en el año 2.010

SUBIR